Paisaje rural y la reconversión del paisaje en motor de una economía cultural


Limitada por una visión simplista, la protección del patrimonio español se ha centrado mayoritariamente en la mera conservación de monumentos arquitectónicos. Sin embargo, gracias a organizaciones como la Unesco, en los últimos treinta años esta tendencia ha ido remitiendo, extendiéndose el uso de otros conceptos como Patrimonio Natural, Cultural o Paisajístico, aumentando así la complejidad en la gestión del mismo.

· ejemplo de arquitectura asociada a la agricultura · bancales abandonados reconquistados por la vegetación silvestre ·
El Patrimonio puede ser inmaterial como una canción de cuna o un baile popular. También un recorrido ficticio, es el caso de La Ruta del Quijote, o el resultado del tránsito real como El Camino de Santiago. Ambos ejemplos están reconocidos a través de la figura de protección europea llamada Itinerario Cultural [link] y demuestran la unión entre la el paisaje y la cultura, ambos grandes víctimas de la burbuja inmobiliaria española y la crisis posterior. Las transformaciones territoriales de las últimas tres décadas se han regido mayoritariamente por la obtención de beneficios económicos y el suelo ha sido una herramienta especulativa más, quedando la protección del paisaje fuera de plano.
El territorio y la cultura, lo natural y lo humano, se unifican cuando definimos el Paisaje Social [o simplemente paisaje] como el territorio modificado que resulta de una actividad humana. Las sinergias entre paisaje natural y paisaje cultural, y el difícil equilibrio económico-social que se construye entre ambos, es lo que define en gran medida el “carácter singular” de un lugar. La preservación del valorlocal frente a la tendencia de homogeneización generada por un mundo globalizado es vital a la hora de mantener la identidad cultural y de ahí la importancia del paisaje. 

· ejemplo de bello paisaje rural con intervención humana · santa lucía en gran canaria ·
Las monocromáticas plantaciones de lavanda en Francia, las colinas salpicadas de cipreses de la Toscana [link] o los pueblos repartidos por la campiña inglesa se han convertido en iconos reconocidos por el imaginario colectivo, publicitados consciente o inconscientemente a través del cine, la literatura o la pintura como escenarios que nos transmiten sensaciones e historias. En España no faltan paisajes reconocibles y emblemáticos, pero generalmente no se valoran lo suficiente por lo que terminan padeciendo una transformación descontrolada. [link con artículo sobre el paisaje en el cine...medios de publicidad y creación de iconos...muy pronto]

· belleza en el sencillo paisaje rural · alrededores de san mateo en gran canaria ·
En países como Inglaterra las políticas de protección del paisaje cultural han estado enfocadas a la creación o mantenimiento de un valor nacional. Existen sociedades, como la National Trust [link], fundada en 1895 de la mano de unos pocos visionarios y apoyada por la famosa escritora de cuentos infantiles Beatrix Potter [link], que no solo protegen las edificaciones  residenciales, sino también los jardines asociados a ellas, las plantaciones agrícolas, las infraestructuras propias de las granjas, los cultivos y ganadería tradicionales...incluso los árboles centenarios y los pubs. En definitiva, propugnan el mantenimiento de una forma de vida rural asociada al paisaje, evitando el abandono del entorno rural y generando una economía sostenible basada en la actividad agrícola y el turismo. En la actualidad, la “Inglaterra rural” [link] es un recurso turístico promocionado al mismo nivel que la omnipresente “city”.

El ejemplo inglés nos muestra la utilidad de un modelo de protección activo del paisaje rural, en el que se acepta, integra y valora la actividad agraria y los núcleos residenciales asociados al medio rural y se considera que las actividades respetuosas  de la población son garantes para la conservación del paisaje sin coste excesivo al estado. La reproducción de modelos similares en España supondrían la disminución de fenómenos tan extendidos como la despoblación de los núcleos rurales con la consiguiente saturación del espacio urbano y la sobre-explotación de la industria turística como recurso por el que apuestan las administraciones. 

· palmera en los alrededores de la presa de la sorrueda en gran canaria ·

En los últimos años el turismo se ha diversificado, comenzando a extenderse hacia zonas rurales como complemento de la amplia oferta cultural que albergan las ciudades o la nada novedosa sol-y-playa que recorre la costa. Ahora lo rural vende y atrae visitantes hacia parajes singulares o de belleza natural intacta en los que las actividades especuladoras no veían interés inmobiliario, pero que corren el riesgo de perder los valores que atesoran si no se controlan las consecuencias de un desarrollo rápido del turismo y se elaboran planes económicos sostenibles. [link con artículo sobre planificación turística y otras alternativas...muy pronto] Es necesario la planificación para combinar las posibles actividades turísticas y culturales con las tradicionales que han convivido con el paisaje o el entorno rural se convertirá en la “nueva costa” española”.  [link con artículo sobre parques naturales-nacionales...muy pronto]

· presa de la sorrueda en gran canaria ·
La sensibilización en España ante la problemática de la escasa e ineficaz política de protección del paisaje cultural es una tendencia relativamente nueva y se ve amenazada por la crisis económica, en la que la sociedad tiende a tomar por buena cualquier propuesta que alivie la economía sin pensar en las consecuencias.  A veces, por unos escasos puestos de trabajo de poca calidad estamos dispuestos a permitir aberraciones territoriales como Las Vegas Sands en Madrid, volviendo a sistemas y propuestas económicas similares a las que nos llevaron a la crisis. Poner en valor nuestro paisaje es solo el primer paso para poder convivir con él obteniendo beneficios del equilibrio entre utilización del mismo y su conservación.

naira gallardo ruiz · noviembre 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario